h1

Parejas e individualidad

junio 6, 2016

estos-17-tatuajes-de-puzzle-para-parejas-te-van-a-enamorar

 

Yo que soy casi una eterna solterona, puedo observar muchas cosas desde otra perspectiva y, mirando el comportamiento de muchas parejas, me llama la atención el sentimiento de ‘propiedad y dependencia’ que la gran mayoría de personas asumen desde que inician un compromiso.

La gente tiene que entender que antes de tener un compañero, tiene una vida, y ese compañero también! Es increíble cómo cambian su forma de actuar, socializar, hasta hablar! Claro, hay que tener muy presente que el comportamiento de una persona soltera no es el mismo que el de una persona que asume un compromiso, pero de ahí a perderse y hacer que la otra persona se pierda, eso es distinto.

He visto personas que no comparten con sus amigos habituales, son obligados a asistir a reuniones y a citas más por obligación o por compromiso que por placer y el argumento es que “es un deber como pareja”   WTF??!!!

De aquí vienen los celos, invasión en la privacidad, creer que esa persona te pertenece, etc.

Y me pregunto: Lo emocionante no debe ser que estés con esa persona porque quieres estar en ese preciso momento con esa persona?

La individualidad es algo hermoso y puede, incluso, aportar más a la pareja. Darse tiempo de extrañarse, reencontrarse, poder continuar cada uno con su vida y poder compartirla (quien ha dicho que no se puede compartir la individualidad? Siempre manteniendo el respeto, la comunicación y la confianza que, según yo, son la base de toda relación.

En conclusión, si entendemos que el no perderse, no dejar de ser uno mismo, no cortar nuestras alas por alguien más, al contrario, volar juntos, puede que dé como resultado una relación más sana.

Khalil Gibran decía: “Amense uno al otro, más no hagan del amor una atadura, dejen que haya un mar en movimiento entra las playas de sus almas. Llénense mutuamente las copas pero no beban de una sola copa. compartan su pan, pero no coman del mismo trozo. Canten, bailen y alégrense, pero que cada uno sea independiente, aún las cuerdas de laúd están solas aunque vibren con la misma música. Den su corazón pero no en prenda, pues solo la mano de la vida puede contener los corazones. Y permanezcan juntos, pero no demasiado; porque los pilares del templo están aparte, y ni el roble crece bajo la sobre del ciprés, ni el ciprés bajo la del roble.

Debemos entender que antes de que el amor sea mutuo, deber ser propio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: